El origen de los perros: corderos con piel de lobos

Los perros domésticos provienen del lobo, siendo ésta la única domesticación que el hombre ha conseguido de un animal carnívoro

 

Una encuesta realizada en 1955 reveló algo muy curioso en cuanto a la relación entre las personas y sus perros. Más de la mitad de los encuestados declaró que se iría a una isla desierta con su perro antes que con otra persona, que salvarían a su perro antes que a un extraño si ambos se estuvieran ahogando y que su mascota está entre sus cinco afectos más importantes. Se puede decir que los perros ocupan un lugar muy importante en la vida de mucha gente. ¿Desde cuándo ocurre esto y por qué? ¿Serán los perros seres alienígenas que han venido a conquistar el corazón humano a base de lealtad y fidelidad? 

Hay un hecho que le quita cierto valor sentimental a la relación amorosa que mantenemos con los perros. Ésta empezó siendo una relación de conveniencia. Hace más de 30.000 años el hombre, más depredador que civilizado, se servía de las cualidades del ancestro del perro, el lobo, para cazar y para otras labores. Y el lobo se beneficiaba de la protección y alimentación constante que el hombre le proporcionaba. Digamos que formaban un perfecto tándem, un dúo inseparable. Ya en la prehistoria se mascaba el comienzo de una bonita amistad.

A cambio de un sustento fácil y un bienestar asegurado, los lobos fueron amansando su carácter. Los animales sólo son fieros si lo necesitan. Esto explica el paso evolutivo del lobo depredador y cazador al perro doméstico, manso, obediente, fiel y cariñoso. Tener la vida resuelta hizo que el lobo sacara el perrito que llevaba dentro.

Hay controversia sobre cuándo y dónde empezó esta domesticación evolutiva del lobo. Antes se pensaba que todo empezó en Oriente Medio. Estudios más recientes y análisis de ADN de perros prehistóricos de diversos continentes demostró que los perros modernos están más cerca de sus ancestros europeos que de los orientales. O sea, que los primeros perros fueron domesticados en Europa por cazadores recolectores hace unos 20.000 años, milenio arriba, milenio abajo. Y de ahí se extendieron por todo el mundo, repartiendo amor y lealtad.

Según los expertos, algunos lobos renunciaron a su territorialidad al seguir al hombre en su afán migratorio. Esto separó cada vez más a los lobos hogareños de sus antepasados salvajes, facilitando la única domesticación de un animal carnívoro que ha conseguido el ser humano hasta la fecha.

Otros estudios aseguran que los perros se parecen más a los lobeznos que a los lobos adultos. La docilidad, la capacidad de adaptarse a nuevos ambientes y la tendencia a jugar, son rasgos propios de cachorros del lobo. Podemos decir que la evolución lobo - perro ha consistido en una infantilización del primero. No es raro, pues, que tratemos a nuestro perro anciano como si fuera nuestro hijo pequeño. Para darle empaque a esta teoría le han puesto un nombre: neotenia.

Se podría decir que el perro es el animal más humano pero no porque tenga rasgos ni un comportamiento parecido al nuestro sino porque es el que más tiempo ha convivido con nosotros. No es como nosotros pero nos conocen bien y nos quieren tanto o más que otras personas. Su cariño y la amistad eterna que nos profesa han conseguido que olvidemos el lobo carnívoro que fue.

 

 
 

Todo para tu mascota

  • PetsLoverIn S.L.
  • Copyright 2017