“Atendemos a las mascotas que sufren, junto a sus familias, accidentes de tráfico”

El servicio AMAR, Ayuda a Mascotas en Riesgo -un proyecto altruista y pionero en España puesto en marcha por la empresa Ambulancias de Lorca-, recoge, atiende y cuida a las mascotas accidentadas en la carretera hasta que sus propietarios pueden hacerse de nuevo cargo de ellas. La iniciativa pretende paliar el estrés que la situación produce en el accidentado que ve cómo su mascota queda en situación de desamparo y evitar que éstas “se expongan a morir en otro accidente, provoquen uno o fallezcan dentro del vehículo por inanición o golpe de calor”, explica Ángel Navarro, técnico de emergencias en Ambulorca (Ambulancias de Lorca).

 

Explíquenos en qué consiste el servicio AMAR, Ayuda a Mascotas en Riesgo.

Se trata de un proyecto y protocolo pionero en la Región de Murcia,  y en toda España. En este proyecto, la mercantil Ambulancias de Lorca S. Coop. ofrece a la Administración un servicio público, gratuito y de carácter y finalidad social, consistente en la recogida de mascotas de familias vecinas y/o turistas de Lorca, Águilas, Puerto Lumbreras, Totana, Y Aledo (Área III de Salud) que sufren accidentes de tráfico en sus términos municipales resultando lesionadas e imposibilitadas temporalmente para hacerse cargo de sus animales.

El servicio atiende también a pacientes que viven solos en su domicilio y están incapacitados temporalmente para hacerse cargo del animal o bien deben ser trasladados al hospital, quedando la mascota en situación de desamparo. El servicio se realiza durante el tiempo necesario en el que las personas de los casos citados deban permanecer hospitalizadas, o hasta que sus familiares pudieran hacerse cargo del animal.

En el caso de que resultasen fallecidas y no exista ningún familiar que pueda hacerse cargo de la mascota, se pone en marcha el protocolo de adopción. Ambulancias de Lorca se ofrece de forma solidaria y altruista a recoger al animal en el lugar de los hechos, con un transporte sanitario adecuado para el transporte de animales vivos, contando además con un personal cualificado a tal efecto que, además, está muy sensibilizado y concienciado del respeto que se debe tener hacia los animales.

 

 

Cuando recogen al animal, ¿a dónde le llevan?

Ambulancias de Lorca no sólo ofrece el servicio de recogida del animal en el lugar del accidente, sino que también ofrece la gestión altruista y solidaria de cuidado de ese animal de forma adecuada hasta que la familia lesionada se encuentre bien y pueda recuperarlo, aportándoles así la tranquilidad de saber cómo se encuentra su mascota en cada momento.

Todos los movimientos del animal serán trasladados al propietario mediante SMS, en el caso de que previamente haya podido facilitar su número de teléfono, así como las novedades o incidencias que se produzcan en relación al estado de su mascota.

Una vez recogido el animal se procederá a su traslado al centro veterinario donde se comprobará si presenta heridas o lesiones que puedan afectar a su salud. Así mismo, se estudiará su cartilla veterinaria, si la tiene; y se le aplicarán las vacunas correspondientes en caso de que fuese necesario. Se comprobará si tiene microchip, y de no ser así se procederá a su colocación.

Una vez haya pasado el reconocimiento veterinario pertinente se procederá a su traslado a la residencia canina Animal Hotel, situada en Águilas, donde bajo la supervisión de la responsable y gerente Antoinette Nathalie Van Toorenenbergen, quien además es adiestradora de animales en positivo, el animal podrá recibir los cuidados necesarios prescritos por el veterinario hasta su recogida.

 

 

¿Y si el propietario fallece?

Si ocurriera la desgracia del fallecimiento de la familia del animal, Ambulancias de Lorca buscaría y gestionaría la adopción para una nueva familia. Todo ello bajo la supervisión y colaboración de la entidad de protección animal Lorca Animal Rescue, con sede en Lorca, así como con el apoyo de las instalaciones de la residencia canina Animal Hotel de Águilas, gestionada por Antoinette Nathalie Van Toorenenbergen, que posee una de las residencias más modernas de toda España, además del apoyo veterinario de Clínica Veterinaria La Seda y Clínica Veterinaria C. V. Europa.

 

¿Cuándo se puso en marcha el servicio y a cuántas mascotas han atendido ya?

El proyecto se acaba de poner en marcha este mismo mes de abril y, hasta la fecha y por suerte, aún no hemos realizado ningún servicio.

 

¿Qué coste tiene para el dueño del animal el servicio?

Se trata de un servicio público, completamente gratuito y de carácter y finalidad social, que entra dentro de la responsabilidad social corporativa de Ambulancias de Lorca. Nuestra empresa decide ofrecer este servicio de forma solidaria y con una finalidad social, siendo el principal objeto de dicho proyecto y protocolo proteger la vida y la integridad de los animales de familias accidentes y lesionadas (y/o fallecidas),  así como velar por el bienestar emocional de la familia lesionada al evitar un sufrimiento psicológico que puede afectar y empeorar a su estado físico ante la preocupación de que su fiel compañero de cuatro patas pueda resultar atropellado, extraviado o sacrificado.

 

¿Cómo y por qué surgió la idea?

La idea surge porque la empresa Ambulancias de Lorca y su personal ha sido testigo directo de siniestros ocurridos en la carretera, durante años, en los que han tenido que recoger a personas lesionadas, o también de situaciones de abandono en domicilios por personas enfermas que han debido ser trasladadas al hospital, quedando los pacientes en una situación de gran preocupación e intranquilidad constante por el futuro incierto y de grave riesgo para sus animales. Estas situaciones producen gran ansiedad y estrés, que pueden derivar en patologías físicas graves o agravar las que ya se padecen.

Nuestro personal ha observado de manera reiterada esta realidad y comprobado cómo repercutía directamente en el estado de salud general de los pacientes. Por otra parte, también surgía el problema de que la mascota quedaba en situación de desamparo y total indefensión. En el caso de los siniestros en la carretera la mascota quedaba expuesta a morir en un accidente, así como a provocar un accidente de tráfico o a fallecer dentro del vehículo por inanición o golpe de calor; en el caso de los domicilios, a desfallecer por inanición y por la ausencia de la atención que requieren.

En otras ocasiones, nuestros trabajadores han presenciado cómo personas accidentadas y lesionadas en estado grave se han negado a subir a la ambulancia y a ir a un hospital sin su mascota, lo que hacía que peligrase la salud del paciente al negarse a ser trasladado. Se han presenciado situaciones complicadas en las que el estrés que la situación provoca al accidentado ha podido derivar en patologías físicas importantes ante la preocupación y el temor potencial y real de que a su mascota le pudiera ocurrir algo malo, como un accidente, extraviarse o que fuera objeto de sacrificio por la empresa que realiza el servicio de recogida de animales abandonados y/o extraviados del municipio donde ocurrió el siniestro. Todo ello indudablemente acababa repercutiendo directamente en la salud general del paciente.

Ante la falta de existencia de protocolos para estos casos, organismos como el 112, 062, ayuntamientos de Lorca, Águilas, y el resto de municipios que integran el Área III de Salud, cuerpos y fuerzas de seguridad y conservación de carreteras se han visto en dichas situaciones sin un protocolo establecido por el que poder regirse. No han podido actuar para solventar este tipo de casos de una forma idónea para ambas partes, tanto para las familias como para sus animales, teniendo que actuar en tales situaciones con total aleatoriedad, rigiéndose por voluntad, criterio y responsabilidad propias y personales, y asumiendo las responsabilidades derivadas de su actuación.

Por todo lo expuesto anteriormente, Ambulancias de Lorca ve clara la necesidad de establecer un protocolo para actuar ante este tipo de casos de manera que se puedan solventar correctamente, buscando además la seguridad y protección para familiares y mascotas, y los trabajadores que se encuentren implicados en estos casos.

 

 

Cómo han adaptado la ambulancia para ofrecer este servicio a las mascotas

Nuestro vehículo de AMAR era anteriormente una ambulancia que ha finalizado sus años de servicio como tal, y que ha sido adaptada a mascotas, por lo que tiene incluso más requisitos de los mínimos establecidos para el trasporte de animales vivos. De su anterior etapa como ambulancia conserva muchos detalles como suelo antideslizante, aire acondicionado, calefacción, luz interior, tabique separador entre cabina y habitáculo sanitario, claraboya ventilador extractor, rejilla para la entrada de aire exterior, etc. Además ha sido equipada con sistemas de retención para el vehículo, arneses, rejilla divisoria y varios transportines con sus anclajes de distintos tamaños.

 

Es una iniciativa pionera en España que se está llevando a cabo en España. ¿Entienden que es necesario que se exporte a otras ciudades españoles?

Desde el principio en nuestro trabajo diario como Técnicos de Emergencias Sanitarias observamos esta necesidad en la calle, a partir de la cual nació nuestro proyecto que ahora es pionero en España. Por lo tanto siempre hemos observado la necesidad de que esta iniciativa exista en todas las comunidades. Por otra parte, en nuestra página de Facebook AMAR. Ayuda a Mascotas en Riesgo nos llegan cada día mensajes en los que seguidores de toda España nos piden que nuestro proyecto se extienda a las comunidades donde residen.

 

¿De quién o de qué depende que se pueda extender este servicio a otras provincias españolas?

A todos los niveles. Depende de la Administración hacer de esta iniciativa una parte de obligatorio cumplimiento por las empresas del sector sanitario a la hora de la concesión de conciertos públicos para éstas.

 
 

Todo para tu mascota

  • PetsLoverIn S.L.
  • Copyright 2017