“Donna llegó en Navidad a casa, en la hora de la comida, por sorpresa”

Álvaro Piñana Atochero, estudiante de comunicación audiovisual de 19 años y miembro de la comunidad Petsloverin, nos presenta en esta entrevista a su perra Donna, un Husky Siberiano de 18 meses con la que disfruta todos los momentos del día sobre todo “cuando te sigue por la casa como si fuera un imán pegándose a su metal”.

 

¿Cómo llegó tu perro a tu vida?

Era Navidad y tenía dinero ahorrado para irme ese verano de Interrail, pero también llevaba mucho tiempo queriendo tener un perro así que el 24 por la mañana, sin que nadie de mi familia lo supiera, Papá Noel se adelantó unas horas y llegó Donna a casa, en la hora de la comida, por sorpresa. Así fue como el lobillo blanco vino desde el Polo Norte para entrar en nuestra casa.

 

Los momentos más felices del día con ella son cuando...

Cuando te sigue por la casa como si fuera un imán pegándose a su metal. O cuando juegas al escondite con ella. Va a buscarte, y cuando está a punto de encontrarte, la asustas y sale corriendo hacia la cocina para que no la pilles. Si la pillas, ganas; pero si llega antes que tú a la cocina, has perdido. La cocina es casa.

 

¿Y los que a veces se hacen algo cuesta arriba?

Cuando entras en la cocina y ves que se ha comido la mitad del mueble, o algún pantalón sin estrenar. Sin duda.

 

Dicen que los perros se parecen a sus dueños y que al lado de una persona nerviosa, suele haber un perro nervioso, y al lado de uno tranquilo, un dueño pausado. ¿Es tu caso?

La verdad es que no lo sé. Esto es como cuando te dicen que si te pareces más a tu madre o a tu padre. No lo sabes, pero la gente siempre opina algo. “Eres igualito que tu padre”, “eres una copia de tu madre” o a veces “eres mezcla”. Te tienes que fiar de lo que te digan. En este caso más que fiarme me lo empiezo a creer porque todos dicen: “Está igual de loca que el dueño”.

 

 ¿Qué recuerdo, asociado con tu perro, no olvidarás jamás?

Cuando se perdió. No sabía que la quería tanto hasta que me vi llorando como un niño pequeño por no haberla visto en un día. Bueno, en realidad fue menos de un día pero fue eterno.

 

¿Qué es para ti lo mejor de compartir la vida con un perro?

Siempre tienes algo que hacer, a veces te apetece y a veces no. Las que no te apetecen en realidad son aquellas que ya sabes que te va a tocar hacer antes de decidir tener un perro así que no cuentan mucho. En cambio las que te apetecen cuentan mucho más. Por ejemplo, hace un día fabuloso, soleado, despejado y con la temperatura perfecta. Al menos así lo ves desde el sofá de tu casa pero no vas a dar un paseo porque salir a caminar solo es un poco aburrido y raro. Pero con perro ¡no tienes excusa! Disfrutas del buen tiempo. Y del mal tiempo también. No todo el mundo tiene una bola de pelos caliente que se tumba a los pies de tu cama para hacer de estufa. 

 

Si pudieras, ¿qué norma o ley cambiarías o implantarías en relación a los perros en España?

El problema no está en la ley. El problema está en la gente que tiene perro y no cumple sus responsabilidades como ir a un parque, o a una playa y no dejarla igual de limpia que estaba antes de que llegaras con tu mascota. Esa gente es la que realmente debería cambiar, no las leyes. Si ellos cambiaran, estoy seguro de que las normas también. 

 
 

Todo para tu mascota

  • PetsLoverIn S.L.
  • Copyright 2017