Todo lo que debes saber si quieres tener un HUSKY SIBERIANO

Criados originalmente para tirar de trineos, los Husky se caracterizan por su buena voluntad para el trabajo y por su gran energía y vitalidad. Se trata de una raza de gran inteligencia y carácter apacible y amigable que les invalida como perros guardianes.

 

Ideal para cualquier tipo de familia que disponga de tiempo para proporcionarle el ejercicio que necesita y que no tenga problema con la invasión de pelos que un Husky llevará a su casa.

Orígenes

El Husky Siberiano es de una de las razas de perros más antiguas del mundo. Como bien indica su nombre proceden del noroeste de Siberia (Chukotka, Rusia) donde fueron criados por la tribu Chukchi. Los Husky se criaban como parte de la familia, de ahí su reputación como una de las razas más amistosas que existen, y eran utilizados como pastores de renos y sobre todo, para tirar de trineos

Características

Se trata de un perro de tamaño mediano, de entre 20 y 28 kg de peso en el caso de los machos, y de 15 a 23 kg en las hembras.

El Husky Siberano es la raza canina más parecida a los lobos aunque no tenga ningún tipo de parentesco con ellos. Es un mito que provengan del lobo o compartan cierto porcentaje de genética. Se trata de un perro acostumbrado a vivir en la nieve por lo que su pelaje es frondoso, denso y grueso de colores que combinan todas las tonalidades de grises, negros y blancos. Su lengua puede ser de color rosada a negra y sus ojos generalmente azules aunque también pueden ser marrones o combinar estos dos colores.

Hogar

Los Husky son perros de buen carácter, agradables y abiertos tanto con las personas como con otros perros. Se caracterizan por ser muy inteligentes lo que también les confiere un carácter terco y en ocasiones desobediente por lo que requieren reglas constantes y estrictas.

Fueron criados para tirar de trineos, de ahí su gran energía y vitalidad. No son perros que puedan dejarse solos en casa mucho tiempo, necesitan hacer mucho ejercicio y disfrutar del aire libre para evitar que canalicen esa energía en la destrucción del hogar. Son perros independientes con tendencia al escapismo aunque también poseen un claro instinto de manada.

Su aspecto de lobo contrasta con su carácter inofensivo. Es un perro apto para el trabajo pero no para la guarda ya que no es territorial ni propenso a ladrar y lo más probable es que se haga amigo del intruso y le acompañe en su recorrido por la casa.

Aunque no ladren mucho, son perros ruidosos que suelen aullar cuando se quedan solos o están aburridos, detalle a tener en cuenta si se vive rodeado de vecinos. En una casa con jardín los Husky darán rienda suelta a su gusto por la excavación.

Consejos y cuidados

La media de vida de un Husky es de 10-12 años. Se trata de un perro sano por lo general pero que puede padecer problemas oculares. También es recomendable limpiarle las orejas con regularidad con un paño húmedo para evitar infecciones.

Los Husky mudan su pelo dos veces al año, por lo que esto puede convertirse en un problema para aquellas personas que no desean ver su casa llena de pelo casi de manera constante. Es necesario cepillarles a diario para evitar problemas de piel y evitar la exposición solar durante el verano. Son perros muy limpios, a veces pueden lamerse a sí mismos como los gatos, y no desprenden olor apenas.

Son perros que consumen menos cantidad de comida que otros de su mismo tamaño, aun así se les debe aplicar una dieta acorde a su ejercicio físico para evitar problemas de obesidad.

 

 
 

Todo para tu mascota

  • PetsLoverIn S.L.
  • Copyright 2017