Todo lo que debes saber si quieres tener un TECKEL

Los Teckel están de moda y son muchas las razones para ello. Compañero fiel, inteligente y de gran olfato, herencia de sus orígenes como perro de caza. Su carácter pacífico y sociable lo convierte en una raza ideal para familias que busquen un perro hogareño y cariñoso.

 

Orígenes

La raza Teckel desciende de antiguos sabuesos alemanes, los Deutche Bracken que fueron cruzados con perros pequeños tipo terrier. El objetivo era conseguir perros que mantuvieran el sentido y olfato rastreador de los sabuesos y la valentía y entusiasmo por la caza de los terrier. Todo ello acompañado de un tamaño reducido que les permitiera meterse en madrigueras bajo tierra, los convirtió en excelentes cazadores de tejones allá por los siglos XV, XVI y XVII. Los Teckel también eran utilizados para cazar jabalíes, zorros o para seguir el rastro de ciervos heridos.

Características

Como decíamos, los Teckel, también llamados Dachshund o perro salchicha, deben su peculiar fisonomía  a una mutación genética, bassetismo, que dota a la raza de extremidades muy cortas en comparación con el cuerpo. Cola larga, orejas caídas, pelo duro y hocico estirado son el resto de características que definen a esta incomparable raza.

Existen tres variedades: miniatura (2.5 kg aprox.), enano (máximo 4 kg.) y estándar (máximo 9kg) y todas ellas pueden ser de pelo duro, largo o corto.

Hogar

Los Teckel son perros de fácil convivencia, alegres, simpáticos y muy amistosos tanto con personas como con otros perros. Cariñosos hasta el punto de empalagar, son perros que adoran la compañía y sufren estando mucho tiempo solos o siendo ignorados. Sienten una especial predilección por niños y ancianos, lo que les hace ideales para vivir en familia. Además se adaptan fácilmente a cualquier tipo de vivienda.

Aunque en principio son perros tranquilos, en ocasiones, y especialmente cuando son cachorros, son un terremoto de energía y podrán terminar jugando y destrozando todo lo que pillen por delante.

Una característica típica de la raza es su tozudez, aunque esto no implica que puedan ser correctamente adiestrados. Son perros  juguetones y disfrutan con actividades de obediencia o tipo Agility.

Sueltan muy poco pelo y desprenden poco olor corporal, dato interesante para muchas personas que estén pensando decantarse por esta raza.

Cuidados y consejos  

Aunque los Teckel no necesitan demasiado ejercicio, sí que son necesarios los paseos aunque cortos, muy frecuentes. De esta forma reforzarán su musculatura y podremos evitar futuros problemas de columna, muy típicos en esta raza. Es recomendable evitar espacios donde el perro tenga que subir o bajar escaleras frecuentemente o evitar que realicen esfuerzos subiendo a camas, sillones, etc.

El sobrepeso es especialmente problemático para los Teckel por este mismo motivo. Una buena alimentación desde cachorro, especializada y en las medidas correctas, podrá evitar muchos problemas en el futuro.

Los teckel de pelo corto deberán someterse al “trimming” dos veces al año. Este consiste en el arrancado del pelo muerto con el objetivo de renovarlo, fortalecerlo y mejorar su estructura. Para no suavizar la dureza del pelo, es aconsejable bañarles solo cuando su higiene lo requiera y siempre con jabones especiales.

 
 

Todo para tu mascota

  • PetsLoverIn S.L.
  • Copyright 2017