Alergia primaveral en los perros. Síntomas y soluciones

Puede que tu perro sea alérgico al polen y no lo sepas, esta alergia no tiene cura pero sí se puede prevenir y minimizar sus síntomas.

 

Sí en plena euforia primaveral, vuelves un día de pasear a tu perro y no puedes dejar de contemplar cómo  se lame las patas o se rasca cualquier parte del cuerpo, seguro que por tu cabeza pasa el pensamiento más recurrente: qué monada de perrito. Pero ojo porque seguramente, además de ser lo más bonito del barrio, también sea alérgico.

Uno de cada siete perros es alérgico. Entre todas las alergias que puede tener, una de ellas es al polen. No es de extrañar que tengan alergias como las nuestras  sí tenemos en cuenta que compartimos con ellos el 75%  de nuestro código genético. Incluso diría que he visto dueños y perros que comparten un 99 % pero eso ya es más apreciación de una servidora.

El primer paso para combatir una alergia es saber detectarla, reconocer los síntomas para llevarlo al veterinario y que este le dé el tratamiento adecuado. Esto no es demasiado complicado. A ningún humano le pasa desapercibido que su perro se esté lamiendo o rascando con ansia, llegando a veces incluso a morderse la zona que le pica. Esto puede ocurrirle en el momento en el que estáis disfrutando de una jornada campestre o al llegar a casa.

En los perros los alérgenos pueden provocarles síntomas cutáneos, digestivos o respiratorios, tanto si los inhalan, ingieren o contactan con ellos a través de su piel. El síntoma más común es el enrojecimiento de la piel y el picor. La picazón, que se conoce como prurito, suele extenderse por los ojos, oídos y hocico.  

Como en todo, lo ideal es prevenir, aunque en este caso  no es tarea fácil. Un perro no puede llevar una mascarilla y las gafas de sol se las reservan para los selfies. Tampoco pueden ponerse vaselina en la nariz para evitar que entren los pólenes. Con este panorama lo más que podemos hacer es alejar al animal del polen para poder reducir su efecto.

Aunque de mucha pena que el perro no pueda disfrutar del buen tiempo, es aconsejable  no llevarles a zonas de mucho campo o mucha vegetación. Por una vez agradecerás el poco espacio verde que hay en tu ciudad.

Y después del paseo, limpiarle muy bien, sobre todo las patas y las almohadillas donde se les han podido quedar los restos del polen. Si tu perro no es muy amigo de la bañera, quizá sea el momento de que empiecen a conocerse.

Existen también tratamientos con pastillas o antihistamínicos pero bajo ningún concepto debemos medicarle nosotros, debemos dejarlo en manos de un profesional.

La alergia en los perros no tiene cura pero podemos reducir sus efectos. Uno de cada siete nos lo agradecerán.

 

 
 

Accesos directos

EDUCACIÓN CANINA

ALIMENTACIÓN Y ACCESORIOS

TURISMO RURAL PET FRIENDLY

HOTELES PET FRIENDLY

CLÍNICAS VETERINARIAS

NOTICIAS Y CONSEJOS

 

¿Eres un profesional?

Déjanos tus datos y contactaremos contigo para que puedas unirte a PetsLoverIn

 

Todo para tu mascota

  • PetsLoverIn S.L.
  • Copyright 2017